Not seeing a Scroll to Top Button? Go to our FAQ page for more info.

martes, 12 de noviembre de 2013

Hacer uso de estas cigarrillos de plástico se conoce también como "vapear", ya que se inhala vapor.

¿Qué son?
Los cigarrillos electrónicos son dispositivos que generan vapor a partir de un líquido con 
nicotina.
Contienen una batería, una carga (con el líquido), un atomizador y una bobina que calienta 
los ingredientes de la carga y hace un vapor que el usuario inhala. La mayoría tienen una 
forma similar a una cigarrillo convencional. No contienen tabaco sino sólo nicotina, y no 
producen combustión ni humo. La mayoría no huelen cuando se usan. Algunos no tienen 
nicotina, sólo saborizantes. Hacer uso de estas cigarrillos de plástico se conoce también como "vapear", ya que se inhala vapor.

¿Para qué sirven?
Los fabricantes declaran que proporcionan nicotina en vapor de una manera que complace 
a personas fumadoras que no pueden o no quieren abandonar su adicción a la nicotina, 
pero que tampoco quieren fumar tabaco. 
Como no hay combustión, no se produce alquitrán, monóxido de carbono, ni muchos 
de los productos irritantes y carcinógenos que se encuentraan en el humo de tabaco. 
Los usuarios dicen que la sensación se parece a fumar cigarrillos convencionales.
¿Por qué nos preocupan?
Debido asu aparición relativamente reciente hay poca información científica y veraz. 
Como no se consideran un medicamento han podido comercializarlos sin aportar estudios 
que demuestren que no sean nocivos ni tampoco se ha comprobado su eficacia de evitar el tabaquismo activo. Por ahora se sabe que:

• En el vapor que generan han identificado productos tóxicos y cancerígenos, en magnitud variable según las marcas, aunque en dosis muy inferiores a las que se encuentra en el humo del tabaco.

http://www.cnpt.es/detalle-noticia.asp?id_noticia=223• No se ha probado su eficacia como método para dejar de fumar, aunque en algunas personas les ha sido útil.

 Los líquidos utilizados no están regulados, por lo que no se puede garantizar a los consumidores que no contengan o generen tóxicos no identificados en el etiquetado.

• No se ha demostrado que su uso sea seguro, especialmente a largo plazo, ni se conocen detalles de los potenciales efectos sobre las personas no usuarias expuestas al vapor.

• Las grandes multinacionales tabaqueras también han entrado recientemente en el negocio de las cigarrillos electrónicos.

• Aparte del uso adultos, se constata un uso creciente por parte de menores, y se engaña en publicidad televisiva, que el tabaco no tiene permitida.

• Algunos usuarios las utilizan en espacios públicos donde hace muchos años que no se permite fumar (Bibliotecas, museos, aulas, transporte público, ascensores, hospitales ...), generando conflictos y confusión.

Por estas razones muchos profesionales de salud pública desaconsejan
el uso de los cigarrillos electrónicas. 

Además, permitir que el cigarrillo electrónico se convierta en normal 
en espacios donde está prohibido fumar puede comprometer el avance social alcanzado en la última década gracias a las diferentes medidas de control del tabaquismo, que está ayudando a disminuir su consumo.

Qué regulaciones tienen?
Varios países han adoptado regulaciones. Algunos lo han hecho tratándolas como 
productos de tabaco y por tanto aplicándoles las normas sobre el tabaco en cuanto 
a venta y consumo. Otros los han considerado como fármacos dado que contienen 
nicotina, como los medicamentos para dejar de fumar. 
Hay paises que han prohibido su  publicidad y venta a menores. 
En nuestro país se consideran ahora un simple producto de consumo más y no hay ninguna regulación específica (aunque se puede considerar que está prohibida la venta a menores dado que imitan productos de tabaco).



http://www.europeanlung.org/assets/files/es/publications/smoking-es.pdf
Publicar un comentario