viernes, 9 de diciembre de 2016

PROGRAMA PACIENTE ACTIVO

El Programa PACIENT ACTIU ofrece apoyo a las personas con alguna enfermedad crónica, para que adquieran un mejor autocuidado de su salud. Se desarrolla mediante talleres que imparten otras personas afectadas por enfermedades crónicas, que han sido formadas y acreditadas por la Universidad de Stanford de EEUU.

 La educación de los pacientes para el autocuidado se convierte en una herramienta fundamental en este contexto de las enfermedades crónicas. Ser un PACIENT ACTIU supone estar capacitado para comprender y manejar su enfermedad, complementando así la labor de los profesionales sanitarios.

viernes, 2 de diciembre de 2016

Análisis de los Cuidados

En los últimos 50 años, se ha triplicado el número de personas mayores, constituye el 15%
de la población total, fenómeno que se caracteriza por:

1. Feminización (un 57% de las personas mayores de 65 años son mujeres).

2. El envejecimiento (un 25% de las personas mayores tiene 80 años o más).

3. La soledad (un 32% de la población de 65 años o más está en estado de viudedad, y cerca de un 10% se encuentra soltera, separada o divorciada. Un 25,7% de las personas de 75 años y más viven solas

Este aumento de la esperanza de vida y conductas como el tabaquismo, consumo de alcohol, el sedentarismo o la dieta poco saludable tiene como consecuencia cambios en el estado de salud de las personas y en sus necesidades de cuidados, que se caracteriza igualmente por un aumento de los problemas crónicos de salud. 

RECOMENDACIONESCLÍNICAS MÁS RELEVANTES

1) Instaurar progresivamente herramientas de estratificación poblacional en las organizaciones sanitarias para identificar a los pacientes con enfermedades crónicas complejas y pluripatológicos.
2) Aplicar los índices pronósticos de los modelos de estratificación poblacional a los pacientes que cumplan los criterios: PALIAR y PROFUND, tanto en atención primaria como en atención hospitalaria.
3) Realizar la valoración integral y el plan de cuidados personalizado con un enfoque biopsicosocial a todos los pacientes identificados, dando prioridad a los pacientes con necesidades más urgentes (ingresos, visitas a urgencias, descompensación sin ingreso, etc.).
4) Reuniones periódicas de los miembros de equipos de atención primaria y trabajadores sociales con el internista de referencia y posibilidad de comunicación entre ambas partes, por vía telefónica o electrónica.
5) Enfermería comunitaria de enlace como centro de la gestión de casos.
6) Generar pacientes informados, activos y expertos. Cuidar de las personas cuidadoras.
7) Mantener la continuidad asistencial y aplicar el plan de asistencia compartida.